EL presente te regala nuevas sonrísas, vívelas♥

EL presente te regala nuevas sonrísas, vívelas♥

sábado, 17 de diciembre de 2011

#UndíadelluviaPERFECTO-

Llevaba toda la semana esperando el dieciséis de diciembre, que cae viernes. La verdad, en las clases de esta semana, no me he enterado de absolutamente nada pensando en el viernes.
Cuando por fin llegó mi tan esperado viernes, me levanté feliz... casi ni desayuné pensando en la gran tarde que me esperaba. Me vestí lo mas rápido que pude y fuí la primera en estar en el coche para salir al colegio. Una vez en esa cárcel llena de profesores y alumnos peloteros, contaba los minutos y horas que quedaban para salir de allí.
Cuando por fin salimos fuí a casa de mi abuela con la mente en blanco y un nombre pintado en ella. No había nadie, esperé una hora a mis padres que se quedaron hablando con el vecino de al lado. Pero no le dí importancia alguna. Al llegar a casa me senté en la mesa esperando que me dieran de comer, ya que casi ni desayuné y parecía que tenía un león hambriento en mis tripas. Al terminar, me vestí lo mas rápido que pude, el corazón me latía mas rápido cada segundo pasado. Recuerdo que antes de salir de casa me miré en el espejo de arriba a abajo y me dije a mi misma: Hoy te veo genial...¿Sabes qué te falta? Su presencia...
Me vine abajo con tales palabras pero me volví a animar cuando supe que eran las 4pm. Llegué a la iglesia corriendo con mi hermano a confirmación, que al entrar nos miraron como si hubiésemos secuestrado a alguien, pero se les pasó enseguida. Allí tampoco me enteré de mucho, pero recuerdo que al terminar fuí corriendo a casa de mi abuela a avisar que me iba a ensayar lo del musical.
La verdad, yo esperaba a alguien. Me desilusioné al no ver ni sentir su presencia en aquel lugar. Me olvidé contar que llovía, me quedé bajo la lluvia durante dos minutos esperando. Pero tiraban de mi hacia el colegio así que me fuí. Preocupada lo llamé y me dijo que ya llegaba, yo me fié. Le dije que cuando llegase que me hiciese una perdida. Esperé exactamente doce minutos y me hizo la perdida, una amiga mia me acompañó a buscarlo.
Cuando lo fuimos a recoger, estaba nerviosa ... durante hora y media no sabía qué hacer. Luego se fueron todos y nos quedamos solos. Seguía sin saber que hacer así que empecé a improvisar, seguía lloviendo. Dimos vueltas en el patio de mi colegio bajo la lluvia.
En un momento determinado nos paramos y empezamos a hablar de un tema del que no me acuerdo.Pero sí me acuerdo de que estaba hablando yo cuando su voz interumpió mis palabras diciendo:
+¿Puedo hacer una cosa? -Con la curiosidad abundando en mi cabeza pregunté: ¿EL qué? +Tan tranquilo me dijo : SI te lo digo no será sorpresa. -Bajé la cabeza y sonreí tontamente. +Volvió a pronunciar palabra y me dijo: Cierra los ojos. -En ese momento los cerré, mi corazón latía descontroladamente. No podía respirar como una persona normal. Mi cabeza se perdió y mi conciencia ya sabía lo que iba a hacer ÉL . Esperando el roce de sus labios empecé a intentar calmarme...Un millón y medio de ilusiones se amontonaban en mi cabeza.+Cuando en un momento inesperado dijo: No puedo... -Me desilusioné todo desapareció en cuestión de milésimas de segundo y para disimular mi tal decepción dije: ¿Me trajiste algo? Que ilusión. +Paralizado me dijo: Que tonta, no no te he traído algo. -Con curiosidad pregunté: ¿Entonces? +Me dijo: Esque no sé improvisar. -Para tapar todo aquel error dije: Qué pena yo si te traje algo. Cierra los ojos. 
Él los cerró y entonces cogí fuerzas y valentía de donde no había y me abalancé sobre él. Juntando sus tan suaves labios con los míos. ÉL contestó a tal acción.Sentía las gotas de lluvia caer a mis mejillas y empapándome el pelo. Pero no le dí importancia al clima, allí solo estabamos ÉL, yo & nuestros labios hablando entre sí.En ese momento mi corazón despertó y todo volvió a tener sentido. No quería separarme de él, mas bien por mí hubiese estado días y días a allí. Esa tarde no nos dijimos nada de lo que sentíamos, pero en aquel beso sentí sus palabras en sus labios. ¿Sabéis? Un beso lo dice TODO.
Aún no me lo puedo creer, desde muy pequeñita siempre quise besar a alguien bajo la lluvia, es el sueño de toda americana. Y no imaginé que él iba a hacer mi sueño realidad. Ese momento queda marcado en mí, durante el resto de mi vida. Desde aquel entonces amo la lluvia. Antes la odiaba pero alguien puede hacerte cambiar de opinión. Sobretodo si ese alguien es: Estúpidamente Especial.
Recordando todo esto, lo mejor es que el 16 de Diciembre del 2011 fué #UndíadelluviaPERFECTO.


-AmmG

1 comentario:

  1. http://www.youtube.com/watch?v=D1ZYhVpdXbQ&feature=related

    ResponderEliminar